Congreso de Bioética y Librería de Mujeres

 

Cartel del Congreso de Bioética: vulnerabilidad, justicia y salud globalCartel encuentro en la librería de mujeres Raquel Cediel Sáez

 

A finales de marzo acudimos a una doble cita en Tenerife, por un lado se celebraba el I Congreso Internacional de Bioética: Vulnerabilidad, Justicia y Salud Global en la Universidad de La Laguna y, por otro lado, organizamos un coloquio en la conocida Librería de Mujeres de Santa Cruz.

Las ponencias, comunicaciones y mesas redondas del congreso identificaron contextos  actuales especialmente injustos en cuanto a género y salud de una manera excelente. Debo destacar la eficacia de la Biopolítica, heredada de Michel Foucault, como herramienta de análisis junto a las estrategias de resolución que aporta la Bioética,  fundada por Potter. Ambas –como se manifestó en los trabajos expuestos en el congreso- deberían  conocerse y utilizarse correctamente en todo análisis social de los conflictos de intereses modernos. Las/os especialistas Mª José Guerra Palmero (doctora en Filosofía Moral), Pablo Ignacio Fernández Muñiz (director del Hospital Universitario Central de Asturias), Rubí Rodríguez Díaz (doctora en Ginecología y Obstetricia) y Lourdes Velázquez González (doctora en Filosofía y en Bioética) trataron el tema espinoso de la gestación subrogada en una mesa redonda. Se agradeció la calidad de las intervenciones, bien fundamentadas en profundos análisis contextualizados y la perspectiva internacional de los países que son destino de esta última conquista del biocapitalismo y la globalización neoliberal que aportó la doble doctora y docente de la Universidad Panamericana. Nos recordaron que en 1997 se firmó en Oviedo el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y la Dignidad del Ser Humano con Respecto a las Aplicaciones de la Biología y la Medicina. Por tanto, no faltan, marcos de análisis, investigaciones ni informes sobre esta cuestión que los medios de comunicación nos presentan con rabiosa actualidad aunque, la mayor parte sea desconocida por no haber sido traducida al español como es el caso del informe del  gobierno sueco de Eva Wendel Rosenberg. En primer lugar, quedan muchas situaciones negativas de vulnerabilidad que enmendar en nuestra ley vigente de Técnicas de Reproducción Humana Asistida de 2006 como, por ejemplo, el mismo trato que da la ley a hombres y mujeres donantes de gametos sexuales cuando biológicamente son completamente distintos y el riesgo que entraña para la salud de una mujer donar óvulos, no existe en la donación de esperma. O por ejemplo, la creación de un Registro Nacional – ¡hoy inexistente!- para los donantes de gametos sexuales y los descendientes biológicos asignados a cada uno, cuya necesidad ya se recogía en la 1ª ley de Reproducción Asistida de 1988. Para quien tenga un verdadero interés sobre los límites de la reproducción asistida  recomiendo leer el informe que ha publicado el Comité Nacional de Bioética  tras rechazar la propuesta de legislar la gestación subrogada en España.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.